volver al menú    

Las respuestas que emergieron desde el margen

El “apagón cultural” fue la consecuencia de una oleada de mediocridad y conservadurismo que asoló el ambiente nacional. Sin embargo, la respuesta de la sociedad se haría ver en la década del ’80 con la irrupción de expresiones subterráneas que, eludiendo el Toque de Queda y la ausencia de espacios de participación, emergieron desde el subsuelo, desde los bajos fondos, desde el margen de lo permitido, y se aglutinaron en torno a (a lo menos) dos grandes vertientes de expresión: la vertiente “alternativa”, que recogió antiguos discursos político/culturales de la izquierda chilena, y otra vertiente que podríamos llamar “rupturista” (el término es tan arbitrario como el de “alternativo”; esperemos que un debate posterior aclare y sistematice más estas terminologías) en la cual podemos agrupar expresiones que, desafiando la cultura e ideología imperantes, rompieron con el discurso partidista de la izquierda y abrazaron las nuevas tendencias de la contra-cultura urbana de occidente: el Punk, el Undergrownd, la New Wave, el Rock. Fiskales Ad-Hok (1986) y Los Prisioneros (1984), dos de los grupos musicales que reflejan el surgimiento de respuestas “rupturistas” o de contra-cultura



Foto tomada de la
Enciclopedia del Rock del
sitio web El Carrete:

www.elcarrete.cl/
enciclopedia/enciclo_2.php


Imagen de uno de los primers video-clip de Los Prisioneros.

Material cedido por Enzo Blondel

 

Estas expresiones comienzan a hacerse fuertes a mediados de lo ’80, lideradas fundamentalmente por bandas musicales, en manifestaciones colectivas que se tradujeron en grafittis, fiestas, performances, obras de teatro y tocatas musicales.


 

 

 


Imágenes de “Hipólito”, puesta en escena-performance de Vicente Ruiz, (diciembre de 1984, sala El Trolley).
Actuaron Jacqueline Fresard, Consuelo Castillo y Sigfried Poolhamer entre otros. En la música estaban Javiera y Angel Cereceda (actuales Javiera y Angel Parra).
Fotogramas extraídos del video registro de Hipólito, cedidas por el realizador audiovisual Enzo Blondel.

Imagen de una performance
Registrada por Enzo Blondel

De la mano de estos grupos y desde las “alcantarillas” de la noche santiaguina emerge además un nuevo tema social: el homosexualismo. En pocos años, gays y lesbianas se harían visibles, fuertes y organizados, y sumarían sus demandas a las del resto de la sociedad por recuperar, y en su caso, por construir una sociedad democrática más tolerante.